05 octubre 2007

Los huesos de Berta


A Finales de 1888 (en algunos lugares he leído que fué en 1886), Wilhelm Röntgen saca la primera radiografía de la Historia, tras su descubrimiento de los Rayos X.

La colaboradora fué la propia esposa del científico, Anna Bertha, que para ello colocó su mano en la placa fotográfica durante unos quince minutos. El resultado fué la placa que podéis ver arriba.

3 comentarios:

raindrop dijo...

Hoy nos parece normal. Pero ...¿y si se hubiera quedado sin mano? En un experimento nuevo nunca sabes qué va a pasar...
Hay que reconocer que doña Berta tenía una fe enorme en el trabajo de su marido. ¡A prueba de rayos X!

Besos

Maricarmen Fuentes dijo...

Sin duda alguna Anna Bertha fue un gran apoyo durante la carrera de Wilhelm Conrad Röntgen y valla que se expuso a mucho, pienso juntos hacian un gran equipo y aqui una vez mas el dicho "detras de cada hombre triunfador, existe la mente de una gran mujer"

Pilar dijo...

Si, en cualquier campo científico hay mujeres que quedaron en el olvido, anónimas a pesar de su gran labor solitaria o conjunta con hombres. Y a día de hoy, tampoco me parece a mí que se hable de muchas mujeres......pero poco a poco la cosa tiene que ir cambiando, al fin y al cabo siempre consideré que el siglo XXI era de las mujeres.