29 noviembre 2007

"Vine a Casablanca a tomar las aguas."

Para una persona como yo, de un romántico que da asco, Casablanca significa una de las mejores películas románticas jamás rodadas.

A mí me gusta por la pareja Ingrid Bergman-Humprey Bogart y la química que desprenden, me gusta porque es en blanco y negro, me gusta por sus diálogos, me gusta por uno de los besos más bonitos del cine.

Sea como fuere, el caso es que este mes de noviembre se cumplen sesenta y cinco años de su estreno, en la ciudad de Nueva York. Sesenta y cinco años de callado amor entre Rick e Ilsa. Y yo justificaría en gran parte mi existencia por sesenta y cinco segundos de un amor así.

4 comentarios:

este soy yo dijo...

hey k ases

raindrop dijo...

Tócala otra vez, Sam

raindrop dijo...

(por cierto, frase típica de la película, ¡pero que no se pronuncia en la película!)

besos

Pilar dijo...

"You must remember this
A kiss is stills a kiss
A sigh is just a sigh:
The fundamental things
apply.
As time goes by.
And when two lovers woo,
They still say I love you,
On that you can rely..."