04 diciembre 2008

Chistes viejos

Leo en Público que el señor William Berg, a la sazón profesor de lenguas clásicas, ha traducido al inglés un viejo texto griego del siglo IV. Los autores de dicho texto son Hierocles y Philagrius, que tuvieron la original idea de recopilar 265 chistes que por aquellos tiempos andaban circulando entre las gentes del pueblo.

El original debe haberse perdido, pero varios manuscritos medievales se han encargado de hacérnoslos llegar y el estudioso filólogo, luego de sesudos estudios ha llegado a la conclusión que su origen se debe de datar luego de la celebración del primer milenio de Roma, acontecimiento que tuvo lugar en el año 248 d.C.

La publicación de estos chistes se ha hecho a través de un libro electrónico, acompañado de un video en donde, a la manera de "El club de la comedia" se relata su contenido.

Sexo, machismo, burlas hacia diversos personajes, flatulencias son la base de estos chistes. Vamos, que a pesar de haber transcurrido varios cientos de años, nos seguimos riendo de las mismas cosas:

"A un estudiante burro le extirpan la campanilla y el médico le ordena que no hable. Así, cuando alguien le saluda, es su esclavo quien responde. Luego él explica: “No te ofendas; es que el médico me ha prohibido hablar”.

"Un estudiante burro sueña que pisa un clavo. Al despertar, se venda el pie. Un colega le pregunta qué hace. Al oír la explicación, exclama: “¡No me extraña que nos llamen burros! ¿Cómo se te ocurre dormir descalzo?”

"Un misógino asiste al entierro de su mujer. Alguien que pasa le pregunta: “¿Quién descansa aquí?” El viudo responde: “¡Yo, ahora que me he librado de ella!”


No hay comentarios: