25 septiembre 2007

¿Por qué?

Hay días en que me pregunto que hago yo aquí. Y no me refiero a la Red, sinó a la Vida, con mayúsculas. No consigo encontrarle sentido ni finalidad alguna.

Desde el mismo momento que somos concebidos, la muerte está presente y hay que asumirla como parte del proceso. Pero si al final todos morirmos, ¿para qué pasamos por la vida?, ¿qué finalidad encubre nuestra existencia?, ¿acaso sirve para algo?.

Hay gente que conforme va creciendo va cumpliendo con lo que se espera de ella. Estudia, consigue un buen trabajo, forma una familia. Y todo eso sin grandes esfuerzos, como si esas oportunidades le fueran saliendo al paso en el momento oportuno. Hay gente que jamás logrará sentir que está haciendo lo que realmente quiere hacer, o al menos lo que los demás esperan que haga. Lo que es fácil para los otros, es un esfuerzo colosal para estas personas.

Y todos sobreviven, luchan y se esfuerzan día a día, y una buena mañana todo se acaba. ¿Por qué? Los que tengan más suerte vivirán de alguna forma en el recuerdo de aquellos que los conocieron, mientras que otros simplemente desaparecerán, sin dejar huella ni en la memoria. ¿Por qué?

Hoy no encuentro sentido a la existencia humana, a mí existencia, a tú existencia.

3 comentarios:

raindrop dijo...

En otro de sus memorables espectáculos, 'Les Luthiers' parodiaban al fundador de una secta (Warren Sánchez) al que le preguntaban por el sentido de la vida. Su respuesta:
El sentido de la vida te lo diré en tres palabras: YO-QUÉ-SÉ.
Las interpretaciones de sus seguidores a estas tres palabras eran aún más alucinantes.
En clave de humor, no me olvido tampoco de la peli de los Monty Python "El sentido de la vida"

Pero, bueno, quizá ésta sea una de las preguntas que más nos superen, porque es difícil obtener una respuesta a la vez que nuestra vida depende de ella. De ahí que se recurra al humor para desangustiar un poco...

Seguiremos buscando el sentido.

Besos

Palabras Amontonadas dijo...

Hola Pilar!! Siento mucho leerte así... Pero también sabes que no me gusta leer que estás triste, y sé que lo estás (sé algo sobre eso)

Llámame si te apetece y hablamos...si? Tienes mi móvil pero de todos modos te lo he dejado en un hotmail.

Besos cálidos y abrazos!!

Ignatius Reilly dijo...

Me ha gustado mucho esta entrada. A veces tenemos la sensación de que todo lo que hagamos (todo lo que somos) no tiene un sentido, una finalidad, porque precisamente esa totalidad de nuestros actos tiene un fin, la muerte. Y es la verdad, al menos desde un punto de vista individual.

Una de las mejores respuestas que he leído nunca acerca del sentido de la existencia es la que formula el filósofo Ludwig Wittgenstein. Más o menos vendría a decir que no hay respuesta a tal interrogante porque la pregunta no cabe expresarla: viola las reglas intrínsecas del lenguaje. Te recomiendo el Tractatus Logico Filosoficus (difícil pero altamente estimulante)y la Conferencia sobre ética. Y bueno, como introducción, pues lo de siempre, echa un vistazo a la Wiki. Eso sí, no es precisamente una filosofía optmista...

Saludos